Cómo aplicar una inyección en una emergencia en casa | Farmacia Guatemala

Cómo aplicar una inyección en una emergencia en casa

#EmergenciasEnCasa #Inyección

Cómo aplicar una inyeccion en una emergencia en casa


Lo que debes recordar de este artículo 

  • Existen 4 tipos de inyecciones, intramuscular, subcutánea, intravenosa e intradérmica.  

  • Para inyectar insulina o epinefrina, la inyección debe ser debajo de la piel.

Saber cómo aplicar una inyección puede resultarnos valioso, pero si convivimos con una persona con fuertes alergias o alguna condición como diabetes, es de suma importancia. Una emergencia siempre nos toma por sorpresa, pero eso no significa que no podamos estar preparados. La buena noticia es que es más sencillo de lo que se piensa. 


Cualquier persona puede verse en una situación en la que una inyección sea de vital importancia, por lo que siempre es bueno saber cómo hacerlo.  


No importa cuál sea la inyección, siempre debes empezar con los mismos pasos:
 

  1. Lávate las manos con agua y jabón, también sirve el alcohol en gel.L

  2. Asegúrate que el medicamento es el correcto y la cantidad en la jeringa es la correcta.f

  3. Limpia con alcohol la piel en el punto en que aplicarás la inyección.

El lugar en que se aplique dependerá del tipo de inyección sea: intramuscular, intravenosa, subcutánea e intradérmica. 


Intramuscular 


Esta se aplica directamente en los músculos. Los lugares más adecuados para aplicarla son el centro del muslo y el área externa superior de los glúteos como se muestra en la imagen. En el caso de bebés, se recomienda en el área exterior del muslo. 

 

  1. Con una mano pincha un poco la piel, con la otra agarra la jeringa y colócala en un ángulo de 90 grados respecto a la piel. 

  2. Introduce la aguja; cuando llegues al músculo sentirás un poco más de resistencia, introduce la aguja 1 o 2 cm dentro del músculo. 

  3. Con la mano que no está sujetando la jeringa, jala el embolo (la parte móvil de la jeringa); si entra sangre, saca la jeringa y vuelve a intentar, si no, empuja el medicamento rápidamente. 

  4. Retira la jeringa en el mismo ángulo y presiona el área con un algodón. 


Este tipo de inyección se utiliza para vacunas y algunos antibióticos.  


Subcutánea 

Esta se aplica justo debajo de la piel, en la capa de grasa. Los lugares más adecuados son el centro del muslo y en el abdomen.   

  1. Con una mano pincha un poco la piel, procurando solo tomar piel y no tejido muscular.

  2. Con la otra mano, introduce la aguja en un ángulo de 90, procurando no llegar al músculo, no más de 1 o 2 cm; si hay poco tejido graso, el ángulo deberá ser de 45 grados.

  3. Empuja el medicamento con una mano sin dejar de pellizcar la piel con la otra. 

  4. Retira la jeringa y presiona el área con un algodón.


Este tipo de inyección suele ser la utilizada para insulina, anticoagulantes y epinefrina. 


Intravenosa 

Esta se aplica directamente en la vena y el lugar más adecuado es en el brazo y antebrazo en la parte interna.

  1. Empieza aplicando un torniquete en la parte superior del brazo, las venas se hincharán y serán más visibles y accesibles.

  2. Al localizar una vena, desinfecta el área y tensa la piel a lo largo de la vena. 

  3. Sin dejar de tensar, introduce la aguja en un ángulo de 45 35 grados, jala el embolo, si entra sangre, continúa; si no entra sangre, vuelve a intentarlo en otra vena. 

  4. Suelta el torniquete y empuja el medicamento lentamente, vigilando que no haya sangrado, dolor o hinchazón.

  5. Retira la aguja rápidamente y cubre con un algodón lo más pronto que puedas. 


Este tipo de inyección se utiliza para ansiolíticos, sedantes, anticonvulsionantes y adrenalina.  


Intradérmica 

Esta se aplica dentro de la piel, en un nivel más superficial que la subcutánea. Se suelen aplicar en el brazo o en el muslo, procurando siempre que sea en un lugar donde no haya vellos, lunares, erupciones, cicatrices u otras lesiones de la piel.

  1. Con una mano, tensa la piel en el área de aplicación.

  2. Con la otra, inserta la aguja en un ángulo de 10 a 15 grados, de forma casi paralela a la piel.

  3. La aguja no debe entrar mucho, solo hasta cubrir la punta, debe ser visible bajo la piel. 

  4. Deja de tensar la piel y empuja el medicamento lentamente, deberá irse formando una ampolla, si no se forma, prueba de nuevo en otro lado. 

  5. Retira la aguja y cubre con un algodón sin hacer presión. 

Este tipo de inyección se utiliza principalmente para vacunas y antialergénicos. 

Lo más adecuado es que practiques, especialmente para poder manejar la jeringa de forma adecuada, puedes hacerlo con una naranja. Recuerda que una inyección puede salvar una vida en caso de emergencia, pero siempre debes consultar a un médico.
You can compare max 4 products.