Hipervitaminosis: el peligro de tomar muchas vitaminas | Farmacia Guatemala

Hipervitaminosis: el peligro de tomar muchas vitaminas

#Salud Integral #Suplementos #Vitaminas

Hipervitaminosis: el peligro de tomar muchas vitaminas

Lo que tienes que recordar de este artículo 

  • La hipervitaminosis es la acumulación excesiva de vitaminas A, D, E y K, y a largo plazo puede provocar problemas de salud según sea la vitamina acumulada. 

  • El uso de suplementos multivitamínicos debe regularse, pero no se descarta para deportistas, personas de la tercera edad y aquellas con deficiencia vitamínica

Cada día nos preocupamos más por nuestra salud y alimentación. Para muchos es normal complementar la dieta con un suplemento multivitamínico, en especial cuando realizan algún deporte. Después de todo, más vitaminas siempre son buenas ¿Qué sucede si consumimos más vitamina de la que necesita nuestro cuerpo?

Incluso lo bueno es dañino en exceso. Te contamos cómo puede afectar el exceso de vitaminas a nuestro cuerpo. 


La acumulación excesiva de vitaminas en el cuerpo se llama hipervitaminosis, pero no todas las vitaminas se acumulan de igual manera. Las vitaminas del complejo B y la vitamina C son llamadas hidrosolubles, es decir, se disuelven en agua. Con excepción de la vitamina B12, no suelen acumularse en el cuerpo y el exceso se elimina con la orina en poco tiempo.  


Por otro lado, están las vitaminas liposolubles, que se disuelven en grasas y aceites, se pueden almacenar en el cuerpo y tienen mayor probabilidad de causar hipervitaminosis. Estas son las vitaminas A, D, E y K.  


Complejo B, para la energía y la memoria 

Empecemos con las hidrosolubles. Como se mencionó, no suelen almacenarse en el cuerpo, ya que todo exceso no utilizado es eliminado mediante la orina. La única excepción es la vitamina B12, que se almacena en el hígado, pero que presenta una toxicidad nula, por lo que no hay riesgos en su acumulación.  


En una revisión académica publicada en el International Journal of Biomedical Research, llamado simplemente Hipervitaminosis, se menciona que los problemas que se pueden presentar por la ingesta exagerada pueden ser cambios en la coloración de la piel, indigestión, náuseas y úlceras intestinales.  


Vitamina C, reparadora del cuerpo 

La vitamina C ayuda a que muchos de los procesos de reparación del cuerpo se lleven a cabo, así como la absorción del hierro.  Al igual que con el complejo B, el exceso se elimina con la orina.  


Sin embargo, según una revisión científica de 2013 llamada Mitos, artefactos y fallas fatales, identificando limitaciones y oportunidades en la investigación de Vitamina C, dosis extremadamente altas de suplementos de vitamina C ocasionalmente han sido asociadas con erupciones en la piel, acidez, nausea y diarrea.

Vitamina A, constructora de la retina 

La mayoría de vitamina A la consumimos en betacarotenos, que se encuentran de forma natural en frutas y vegetales, pero que también se sintetiza para los suplementos vitamínicos.  

Es esta versión sintética la que podría provocarnos daños, de acuerdo con un estudio llamado Suplementos de vitaminas y minerales en la prevención primaria de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Según este estudio, publicado en Annals of Internal Medicine, el betacaroteno sintético aumenta en 20 % el riesgo de padecer cáncer de pulmón en personas fumadores y quienes reciben humo de segunda mano.  


Además, el mismo inhibe la creación de la capa ósea mineral, debilitando los huesos a largo plazo. Aunque no tiene este efecto en tratamientos cortos, dosis muy altas a largo plazo podrían aumentar el riesgo de sufrir osteoporosis, según un estudio de 2014 llamado Consumo de Vitamina A y Osteoporosis, publicado en el Journal of Women’s Healt

Vitamina D, para huesos fuertes 

Hablando de huesos y osteoporosis, la vitamina D se suele tomar como tratamiento para huesos sanos. Sin embargo, en exceso puede provocar serios daños, como lo señala un estudio de caso publicado en la revista Journal of Ayub Medical College, llamado Impacto de 3 Diferentes Dosis de Vitamina D3 en Niños y Adolescentes Sanos 

La hipervitaminosis D puede llegar a provocar un aumento de calcio en el cuerpo, ya que esta vitamina es esencial en el proceso de absorción del mismo. Este exceso puede provocar una calcificación de tejidos blandos, endurecimiento de paredes arteriales y elevación de la presión arterial. Esto último aumenta considerablemente el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. 

Vitamina E y K, la antinflamatoria y la coagulante 

Entre las vitaminas liposolubles, la vitamina K y la E son de las que menos problemas presentan. Sin embargo, existen estudios que sugieren algunos problemas, aunque ninguno es conclusivo.  

Un estudio de la Universidad de Keio, Japón, concluyó que existe una relación entre la hipervitaminosis E y el debilitamiento de huesos en animales, aunque el efecto en humanos podría ser diferente. Por otro lado, un estudio denominado SELECT (Prueba de prevención de cáncer con vitamina E y selenio, por sus siglas en inglés) sugiere que la Hipervitaminosis E no previene el cáncer de próstata, sino podría incrementar el riesgo.  

Los suplementos vitamínicos, cuando son tomados sin precaución, pueden provocar hipervitaminosis y a largo plazo algunos de estos problemas. Una dieta balanceada puede encargarse de darnos todas las vitaminas que necesitamos. Sin embargo, los suplementos resultan muy útiles para suplir las vastas necesidades vitamínicas de personas que realizan mucho ejercicio físico y de atletas; también son esenciales para personas con deficiencias vitamínicas derivadas de enfermedades o de la edad.

You can compare max 4 products.