Mitos sobre la cerilla, ¡tira ese hisopo! | Farmacia Guatemala

Mitos sobre la cerilla, ¡tira ese hisopo!

#Cerilla #Mitos #Oído

Mitos sobre la cerilla, ¡tira ese hisopo!

¿Cómo te limpias los oídos? Algo que parece tan cotidiano es imposible que lo estemos haciendo mal, ¿o no? 

 

Contrario a lo que se piensa, el oído necesita poca atención en cuanto a higiene, ya que tiene un sistema de autolimpieza. El cerumen o cerilla no solo protege de lo que pueda entrar en el canal auditivo, sino también lo mantiene limpio. 


Sin embargo, siempre es bueno complementar un poco este proceso, en especial cuando sentimos que hay un exceso de cerumen. Hay ciertas formas en que mucha gente busca mantener la limpieza de sus oídos, veamos algunas. 

Hisopo 

La forma más común en que limpiamos nuestro oído es con un hisopo. Aunque parece una buena opción, no es recomendable. 

Lo que el hisopo hace es empujar la cerilla más adentro, aumentando el riesgo de un tapón o incluso de perforar o dañar el tímpano. Además, puede causar irritación en el oído por la fricción que provoca. 

Gotas  

Existen a la venta muchas gotas que ayudan a expulsar el exceso de cerilla. La mayoría se venden sin necesidad de prescripción médica y pueden resultar efectivas. Sin embargo, en algunas personas pueden causar reacciones alérgicas o irritación en la piel por sus componentes.  


Algunas personas recomiendan gotas de aceite de oliva tibio para el mismo efecto. Puede ser efectivo con varias aplicaciones, pero se corre el riesgo de quemaduras o daños si se calienta mucho el aceite. 


Velas para oídos o conoterapia 

Se trata de colocar sobre el oído una vela especial, larga, a veces cónica y vacía del medio, y dejarla encendida unos minutos. Se dice que el calor derrite o ablanda el cerumen, lo que permite que salga fácilmente.  

Según explica un estudio de caso publicado en la revista médica Canadian Family Physician, no hay evidencia de la eficacia de esta técnica y se expone a posibles quemaduras en el rostro y el oído, provocadas por la cera de la vela.

Soplando 

Este es uno de esos remedios de la abuelita. Te tapas la nariz y con la boca cerrada soplas. Quizás pueda proporcionarte alguna sensación de alivio, pero definitivamente no debes intentarla. Puede provocarte daños a la trompa de Eustaquio, que ayudan a mantener la presión adecuada en el oído interno. Según una publicación del médico Carlos Alberto Trejo Nava en la Revista Mexicana de Cardiología, solo se recomienda en casos especiales en que se afecta el oído interno, no para afecciones del oído externo, que es donde se produce y acumula el cerumen. 

La mejor forma de mantener una buena higiene auditiva es simplemente lavando las orejas con agua y jabón durante tu ducha diaria y secando con una toalla. Si presentas sensación de taponamiento en los oídos, el mejor curso de acción es visitar a un profesional de la salud para que te oriente. 

You can compare max 4 products.