Omega-3, ¿para qué me sirve realmente? | Farmacia Guatemala

Omega-3, ¿para qué me sirve realmente?

#Alimentación #Dieta

Omega-3, ¿para qué me sirve realmente?

Lo que debes recordar de este artículo 

  1. Omega-3 es un grupo de ácidos grasos beneficiosos para la salud, que regulan y mejoran las funciones celulares

  2. Los omega-3 que se obtienen de peces como el salmón, el atún y la sardina son los más beneficiosos. 

  3. Una dieta rica en omega-3 tiene beneficios para el sistema nervioso, cardiovascular e inmunitario.

La frase “contiene omega-3" puede resultarte conocida si te preocupas por lo que comes. Seguramente lo has escuchado en más de una ocasión mencionado como algo que debería estar en tu dieta o como un gran beneficio extra de algunas comidas, pero ¿sabes por qué es importante? 

Omega-3 es el nombre que reciben varios ácidos grasos con similares composiciones químicas y que son considerados saludables. Aunque hay una gran variedad, los tres principales son el ácido eicosapentaenoico (EPA), el ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido alfa-linolénico (ALA). 


Los primeros dos, el EPA y DHA, se obtienen principalmente de peces marinos, como el atún, salmón y sardina, de algas marinas y huevos. Estos son los que presentan los mayores beneficios para el cuerpo. El tercero, el ALA, se obtiene de fuentes vegetales, especialmente de aceites de soya, canola y linaza. Generalmente, el cuerpo descompone el ALA para obtener energía, aunque también transforma una pequeña cantidad en EPA y DHA. 


Los ácidos grasos omega-3 se suelen incorporar a las membranas celulares de muchos órganos y tejidos del cuerpo, pero en especial en el tejido nervioso, la retina y el corazón. Su función a nivel celular es la de regular y mejorar la mayoría de las funciones celulares.  

Cuáles son los beneficios 

De acuerdo al Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NHI, por sus siglas en inglés), el omega-3 es uno de los compuestos más estudiados, ya que parece brindarle al cuerpo una gran cantidad de beneficios.  


1.Sistema cardiovascular 

Según señala el NHI, el EPA y DHA ayudan a disminuir las concentraciones de triglicéridos en la sangre, por lo que muchas veces se suelen recomendar suplementos de omega-3 cuando hay aumento en el colesterol. Una dieta regular con omega-3 puede disminuir el riesgo de un ataque cardiaco. 

2. Sistema nervioso 

Según el estudio llamado “Efectos protectores del omega-3 contra Alzheimer en células cerebrales de ratas”, hay evidencia que sugiere que el omega-3 puede ayudar al tratamiento del Alzheimer. Esto se debe a que reduce los daños causados a peroxidación lípida y la oxidación bajo estrés. La regulación y mejora las funciones celulares lo que previene la degeneración celular del sistema nervioso.  

El mismo estudio señala que el omega-3 es especialmente efectivo para mejorar las funciones en las células nerviosas, lo que ayuda a mantener una buena salud del sistema nervioso en general y podría ayudar a prevenir otras enfermedades neurodegenerativas.   


3. Salud de bebés 

El consumo de omega-3 durante el embarazo y lactancia ayuda a la salud del bebé. En este caso, el beneficio específico está en el sistema inmunitario, según el estudio llamado ¿Puede la exposición temprana a omega-3 reducir el riesgo de alergias infantiles? Ese efecto en los procesos celulares podría impulsar el desarrollo del sistema inmunitario en esta etapa, previniendo posibles alergias.  


El Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos también señala esta relación entre un mejor sistema inmunitario y la salud del bebé, extendiéndolo hasta la lactancia. En este último caso, menciona que la leche materna contiene, de forma natural, uno de los omega-3 más beneficiosos, el DHA. Así, si la madre mantiene una dieta rica en omega-3, la cantidad en la leche materna y los beneficios que obtiene el bebé aumentan. 

Cada día hay más evidencia sobre los beneficios reales del Omega-3. Es una de las sustancias más estudiadas por la ciencia médica y parece ser una de las que más beneficios tienen para el cuerpo. Aunque no hay todavía evidencia contundente, según indica el NHI, hay evidencia que podría ayudar a tratar síntomas de deficiencia de atención, o fibrosis quística, entre otras afecciones.  


Los beneficios son innegables y ni siquiera los conocemos todos aún. Por eso, mantener una dieta rica en omega-3 puede ser una de las mejores decisiones nutricionales que puedas tomar. 

You can compare max 4 products.